MERCADO INMOBILIARIO

Fiebre de ventas de casas en Miami

Las ventas de casas unifamiliares y condominios aumentaron más del 70% en agosto en comparación con el año pasado

  • Imagen

Una propiedad a la venta en West Kendall, barrio de gran demanda de residencias. (GISELLE SANTALUCCI)

lrivera@diariolasamericas.com

El mercado inmobiliario de Miami ha registrado un crecimiento sin precedentes.

Las ventas de propiedades unifamiliares de entre 250.000 y 400.000 dólares han aumentado un 71% en agosto respecto al año pasado, y un 72,7% las de condominios valorados entre 400.000 y 600.000 dólares, según el último informe de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami (REALTORS) y el sistema de listados múltiple (MLS, por sus siglas en inglés).

El área se ha vuelto tan atractiva que “la escasez de inventario ya es generalizada”, afirmó Francisco Angulo, representante de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR) y corredor de bienes raíces de Coldwell Banker a DIARIO LAS AMÉRICAS.

El "boom" de compras se debe principalmente a los precios, que si bien han subido levemente, se mantienen bajos respecto a años anteriores. También por los bajos intereses que otorgan los bancos para tomar una hipoteca, “que se mantienen entre un 3% y un 6% a cuotas fijas que pueden ir de 15 a 30 años de acuerdo a cada caso particular”, indicó el experto.

“El mercado inmobiliario de Miami se ha vuelto cada vez más codiciado por los puertos, el aeropuerto internacional en expansión, las carreteras, trenes y múltiples vías de transporte; y por ser un área en continuo crecimiento, además de sus conocidos atractivos”, destacó Angulo.

“Los permisos para construir bajaron un 80%” respecto a lo que fue el boom inmobiliario hace unos años atrás, explicó, y por eso la cantidad de viviendas que había a la venta se ha absorbido y las que llegan al mercado se está agotando rápidamente.

Angulo, también coordinador regional de Sudamérica, indicó que los extranjeros siguen muy interesados en invertir en nuestra zona y principalmente los latinoamericanos -de Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia, entre otros- por las situaciones políticas y económicas que viven en sus países.

También dijo que se observan compradores de Europa, atraídos por el cambio entre el euro y el dólar -favorable para ellos-, aunque no son tantos como los latinoamericanos.

Euforia
La venta de propiedades en Miami ha llegado a tal punto que “en muchos casos los compradores adquieren una vivienda sin verla previamente”, comentó Juan Bringas, dueño de la firma inmobiliaria AB Realty, también entrevistado por DIARIO LAS AMÉRICAS.

Agregó que “hay más compradores que viviendas a la venta” y que si una casa sale al mercado hoy, por ejemplo, se venderá en un promedio de 6 ó 7 días, si el precio está en el promedio de $250.000 ó $400.000. “Las residencias que tardan más en salir del mercado son las de mucho lujo, el resto se venden fácilmente”.

Precios
La gran demanda de compra no sólo ha achicado la lista de propiedades a la venta, también hizo que los precios subieran levemente y que sigan subiendo a futuro, según los agentes entrevistados. “Las cifras de agosto marcan 21 meses consecutivos de apreciación tanto para viviendas unifamiliares y condominios en Miami”, indicó el último reporte de REALTORS.

“El precio promedio de venta de las casas unifamiliares aumentó un 20,5% a 235.000 dólares, en comparación con el 2012, y un 2,2% en comparación con el mes anterior. Mientras que el precio medio de venta de los condominios, que ha aumentado significativamente cada uno de los últimos 26 meses se disparó 27,5%, a 180.500 dólares respecto al año anterior y un 5,3% en comparación con el mes pasado.

En cuanto al mes de agosto de 2012, el precio medio de venta de las viviendas unifamiliares en el condado de Miami-Dade se redujo 11% este año, a 364.960 dólares, mientras que el precio medio de venta de condominios aumentó 22,3% a 346.847 dólares.

Compradores
La realidad del mercado actual hace que sea cada vez más difícil conseguir una propiedad para aquellos que no tienen el dinero en efectivo, debido a la gran demanda, según comentó Bringas. “Los agentes inmobiliarios prefieren aceptar las ofertas que se hacen en dinero en efectivo”, y los que buscan comprar con un crédito bancario quedan atrás.

Sin embargo, la realidad no es tan desalentadora para los miamenses que quieran comprar, porque muchos inversores, que suelen tener el “cash”, “se están aguantando porque no les conviene comprar y vender después a bajo precio”, dijo Bringas, y también porque los bancos están soltando cada vez más propiedades que estaban ejecutadas, así que la oferta de viviendas está creciendo.

Además, “los bancos están priorizando al comprador local, cada vez más, tratando de darles más préstamos a ellos y a los que desean comprar una vivienda para vivir”, destacó Angulo. “Es todavía una muy buena oportunidad tanto para el inversor como para el comprador, los precios siguen siendo bajos”.